fbpx

¿Por qué usar un programa para gestionar clientes?

Si tu negocio ha comenzado a crecer, quiere decir que tu base de clientes también se está expandiendo. Sabemos que cuando llega este momento, relacionarnos de manera adecuada con los clientes y gestionar cómo marcha el proceso de ventas con cada prospecto se puede volver un dolor de cabeza. 

Entonces es probable que tu negocio o empresa necesite un sistema de gestión de clientes optimizado y personalizado.

En pocas palabras, un sistema de gestión de relaciones con el cliente (CRM) se refiere a un software que rastrea las interacciones con sus clientes actuales y potenciales.

¿Sabías que usar el sistema adecuado puede impulsar tu negocio como ninguna otra cosa?

 

7 razones para implementar un sistema de gestión de clientes y optimizar tu proceso de prospectación

 

Cuando hablamos de las razones para introducir el programa que gestione en automático, ¿qué queremos decir con eso?

Que sin los clientes y sus datos bien organizados no existe negocio exitoso. O no existe un negocio, directamente. Contar con la implementación exitosa de un sistema de gestión de clientes te permite almacenar y gestionar sus datos, hacerles seguimiento adecuado y ayudar a tu negocio a atraer más prospectos. Esto sin lugar a dudas, termina por aumentar la capacidad de cerrar ventas de tu equipo, automatizar procesos de marketing y potenciar el trabajo de tu equipo de soporte en el servicio de atención al cliente.

Pero, ¿tu empresa necesita uno? ¿Cuáles son los beneficios de la CRM?

¿Tu empresa necesita un sistema de gestión de clientes?

No todas las empresas son usuarias potenciales de los sistemas de gestión de clientes, pero para ser honestos, pocas no lo son.

En este artículo, te ayudamos a determinar si tu negocio necesita un sistema para administrar clientes y prospectos. 

 

Necesitas gestión y flujo de prospectos

 

Tratar con más clientes de los que puedas recordar es una señal importante de que necesitas un sistema de gestión de clientes para que ninguno de ellos sea olvidado. Cuando añades un nuevo cliente potencial a tu ciclo de ventas, comienza creando una línea de tiempo de tus interacciones con el cliente y creando un historial completo de tu relación.

Al mismo tiempo, un sistema CRM establece fechas de seguimiento para cada pista y puede recordarte cuando se deben cumplir.

 

Tus prospectos tienen múltiples puntos de contacto con tu negocio

 

En el 75% de los negocios se pierden datos relevantes durante el proceso de ventas. Esto es así. Se pierden incontables datos sobre la comunicación que se estableció en la estrategia de marketing. 

Y muchas veces pasa que ni siquiera sabemos cuál es ese recorrido que un cliente realizó para comprar nuestro producto. No se hizo un registro adecuado. 

Por esa razón, llevar un histórico de ventas actualizado y documentado te permite conocer cuáles han sido las interacciones con los clientes. Así puedes subsanar a tiempo posibles errores y malos entendidos. 

Tu modelo de negocios está enfocado en B2B donde es imprescindible un sistema de gestión de clientes.

 

Las empresas B2B (Business to Business) tienen una atención especial cuando se trata de las ventajas de implementar un CRM. Esto se debe a que los sistemas de gestión de clientes están diseñados para este modelo de negocio.

 

En el caso de las empresas con un modelo de negocio B2C (Business to Consumer), también tiene sentido incluirlas. Sin embargo, en algunos casos también es posible utilizar sistemas de gestión de prospectos más sencillos.

 

Si su empresa opera en un entorno mixto B2B y B2C, las obligaciones seguirán permitiéndole aprovechar el CRM.

 

Necesitas previsiones de ventas e informes de datos

 

La visibilidad de los datos es tan importante como la recopilación de datos. Contar con un programa adecuado tiene el valor potencial de optimizar tu marketing y ventas, adelantando posibles resultados de conversión de forma más eficiente. 

 

Es un aliado para recabar información del usuario, poder extraerla y realizar informes de indicadores para un análisis más profundo. 

 

Un ejemplo de ello es que la probabilidad de realizar una venta aumenta con las acciones del consumidor. Si podemos seguir sus pasos, podremos entender mejor los puntos de conversión. 

 

Monitorear a tu equipo de ventas

 

¡Vender, vender, vender! 

 

Si tienes vendedores, querrás asegurarte de que los detalles de tus clientes potenciales están bajo tu control y siempre disponibles para que puedas llevar un control de lo que están haciendo y asegurarte de que cuando dejen tu empresa, tu canal de ventas no lo haga.

 

No sólo eso, un sistema CRM le mostrará cómo funcionan y el valor de los clientes que traen a tu negocio. Esto es crítico para entender el retorno de la inversión de tus esfuerzos de marketing.

 

Tienes un largo proceso de venta

 

En todo negocio, llega ese momento de escalar, y tú simplemente no puedes depender de tu memoria para tener presente a cada potencial cliente y cuándo fue que hiciste la última llamada con él. Recordar el historial con el cliente, la fase de venta en la que lo dejaste y retomarlo puede volverse engorroso si no cuentas con un sistema para extraer los datos importantes. De esta manera, el vendedor, sea o no la misma persona que inició la conversación con el cliente, puede ir más lejos en el proceso.

 

Quieres llevar a cabo campañas de marketing y hacerlo en automático

Si se desea realizar campañas de comercialización sencillas o más sofisticadas, se necesita un sistema de gestión de clientes que contenga los datos e idealmente también envíe los correos electrónicos.

 

Si luego miras a un cliente potencial en el CRM, puedes ver si ha respondido y cómo ha reaccionado.

 

Pero, ¿en qué casos no es necesario el CRM?

 

Hay veces en que un sistema CRM no se adapta a tu empresa. A continuación se presentan algunos ejemplos:

* Cuando tu compañía está dirigida por ti solo. Si este es el caso, no necesitas dirigir un equipo de ventas y sus actividades.

* Sólo recibes un pequeño número de prospectos por semana. Si tienes menos leads, tienes menos que recordar, así que no necesitas usar las funciones de CRM. En tal caso, un uso básico de plantillas personalizadas en Excel puede ser de mucha utilidad para tu modelo de negocios

* Tu ciclo de ventas es corto y no tienes clientes que regresan. Esto se explica por sí mismo. Si no tienes un modelo de clientes recurrentes, no necesitas registrar un historial exhaustivo de clientes.

* Sólo tienes unos pocos clientes importantes que puedes manejar fácilmente.

Puede que tu modelo de negocios esté basado en la gestión de un número reducido de clientes mensuales, trimestrales o semestrales porque significan el mayor porcentaje de ingresos para tu negocio, sus proyectos son grandes y/o abarcativos y requieren un mayor grado de atención de tu parte. En estas situaciones es más simple gestionarlos y puede no ser necesario implementar un sistema CRM.

 

Conclusión

 

Un sistema de gestión de clientes o CRM no será útil si no estás organizado. Para beneficiarte de un sistema CRM, tú y sus empleados deben utilizarlo y mantenerlo actualizado, de lo contrario, no se utilizará y todo será en vano. 

Una de las desventajas de utilizar un sistema de este estilo es que no puede organizarse por sí mismo, así que tienes que estar organizado tú primero, y el CRM te ayudará a hacerlo mucho mejor, optimizando procedimientos.

Pero si se implementa y se utiliza correctamente, puede convertirse en una herramienta sostenible y escalable para el crecimiento a largo plazo de su negocio.

¿Quieres que te asesoremos respecto de qué CRM o solución es la adecuada para tu negocio?

Contáctanos y nosotros te orientamos. AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *